¿Fumar cachimba puede ser dañiño?

Efectivamente, el fumar en cachimbas, shisas o pipas de agua se está convirtiendo en algo muy usual entre los jóvenes (y los que no lo son tanto) de nuestra sociedad. Como está tan a la mano y no tiene restricciones como las pueda tener el fumar tabaco, parece que es más un acto social que otra cosa

Sin embargo en los últimos meses se han publicado diferentes estudios que demuestran que:
  • Una sesión de duración media fumando con estos dispositivos equivale a inhalar 200 veces el humo de un cigarrillo.
  • El humo de los “tabacos” utilizados presenta niveles elevados de monóxido de carbono, metales pesados y otras sustancias cancerígenas.
  • El carbón, madera, papel de aluminio y demás accesorios utilizados en el ritual fumatorio aportan sus propias sustancias tóxicas al ser quemados (que también se inhalan, lógicamente).
  • Afecta a la función pulmonar del mismo modo que lo hace el fumar cigarrillos, pudiendo derivar en enfermedades como la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), por citar alguna.
  • Una sola sesión aumenta la frecuencia cardiaca en 16 latidos por minuto, así como la presión arterial.
  • Y no dejemos de hablar del riesgo de contagio de enfermedades infecciosas por el hecho de compartir la boquilla del dispositivo.
Los datos ofrecidos por el último Eurobarómetro muestran un claro ascenso del consumo de estos productos, sobre todo entre los más jóvenes, que, aunque al principio pueden verlo efectivamente como un acto social, puede convertirse en la vía de entrada al hábito tabáquico y la dependencia al mismo.
Por estas razones tengamos claro que no es oro todo lo que reluce. Es fundamental estar informados correctamente sobre lo que entra por nuestro cuerpo y en función de eso, decidir si queremos dejarlo entrar.

Lo más sano : Vive una vida LIBRE DE HUMOS !!


Fuente: ricofse


Hipertensión arterial




La hipertensión arterial (HTA) es el aumento de la presión que la sangre ejerce sobre la pared de las arterias; para la medida de la presión arterial, se miden 2 presiones: la sistólica y la diastólica, considerándose que por encima de 140/90 ya se puede hablar de hipertensión, siempre que esta elevación sea persistente en el tiempo.

Casi el 95% de los casos de hipertensión tiene un origen desconocido, y se conoce como HTA idiopática o esencial. Cuando el origen de la HTA es conocido, se llama HTA secundaria.

La mortalidad que puede alcanzar una HTA severa no tratada es del 100% en un plazo de 5 años, estimándose que la mitad de los casos será por infarto de miocardio, y la otra mitad correspondería a derrame cerebral, fallo renal y/o aneurismas (rotura brusca de la aorta).

Existen factores de riesgo que predisponen a padecerla, están bastante documentados y además en ocasiones son hábitos frecuentes, como el tabaco, consumo excesivo de sal, la obesidad, ingesta de alcohol o tener antecedentes familiares.

La mejor manera de evitar la hipertensión arterial es llevar un estilo de vida saludable, comenzando por abandonar hábitos perjudiciales: dejar el tabaco, reducir el consumo de alcohol y café, y perder peso en caso de sobrepeso. Asimismo, potenciaremos el consumo de frutas y verduras, no abusaremos de la sal y es muy favorable realizar ejercicio físico moderado, como por ejemplo caminar una hora al día. También debemos evitar situaciones que nos generen estrés, ya que estas situaciones estresantes pueden darnos picos de subida de tensión bastante pronunciados.


Para la medida de la tensión, podéis optar por tomárosla en casa, o bien acudir a vuestra farmacia o centro de salud más cercano donde un profesional de la salud realizará la medida. Si optáis por realizar la medida en casa, si el aparato es manual, tenéis que tener en cuenta que la medida debe realizarla otra persona, ya que en caso contrario, el dato puede ser erróneo. Es importante que sepáis que son más precisos los tensiómetros de brazo que los de muñeca o dedo.


Para una medida correcta de la tensión arterial, la primera medida debe realizarse doble, una en cada brazo, y en aquél en el que el dato sea mayor, es en el brazo que realizaremos una nueva medida (brazo de referencia). Es importante realizar las medidas en la misma franja horaria y anotarlas para un mejor control, por si fuera necesario ampliarle información al médico.


Fuente: ricofse